Más de 7.500 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Carta a Soraya Sáenz de Santamaría: Cumplan ya su compromiso y dejen de avergonzarnos (Gerardo Tecé)

Vicepresidenta Soraya: La posición más firme que su Gobierno ha adoptado hasta el momento con respecto al drama de los refugiados ha sido la del yoga: espalda recta, piernas cruzadas, brazos relajados y cabeza concentrada en cualquier otra cosa distinta al problema de aquellas personas que huían de la muerte. Es un tema que tenemos que ir negociando, dijeron con chaqueta, corbata y cara de esperen sentados los grandes líderes europeos hace ya demasiado tiempo. Y España se puso, como en las mejores manadas, al ritmo del más lento. Ni que escapar de la guerra y el terrorismo fuera una emergencia a solucionar…

De repente su Gobierno salió del letargo del yoga y decidió moverse. Lo hizo para, tras incumplir su compromiso de asilo, irse a Bruselas a regatear aún más a la baja el número de refugiados que acoger. Siempre con las víctimas. Como es normal, vicepresidenta Soraya, ustedes y el resto de líderes europeos recibieron críticas de quienes gastan algo de ética y sentido del otro. Algunas ONG incluso pusieron metáfora a aquello: esas personas no pueden ser tratadas como mercancía en un bazar de Estambul. Para qué se les ocurriría hablar. Esto les dio a ustedes y al resto de socios europeos una idea brillante: pagarle al dudoso Gobierno de Turquía para que mantuviera fuera de nuestra vista a esas personas y sus derechos. Quién se lo iba a esperar, campos de concentración pisando el siglo xxi con más fuerza que Airbnb. No sé a usted, vicepresidenta, pero a mí un solo premio Nobel de la Paz para la UE, a estas alturas me empieza a saber a poco.
Llamar refugiados a quienes no se les da refugio es algo a lo que ya tenemos hecho el cuerpo; que un ministro culpe a las ONG por salvar a personas en el mar no deja de sorprendernos, aunque como lo anterior era dispararles, hasta puede parecernos un avance; pero a la parte de tratarlos como paquetería no hay quien se acostumbre. Tras olvidar su compromiso de dar asilo a 17.337 personas, su Gobierno anuncia, como gran rebaja de verano, una oferta inmejorable: acogeremos, porque nos obligan, a 500 víctimas de la guerra al mes. Cómodos plazos. Hay meses con más investigados en su partido, Soraya. Una gran nación, como tanto repiten ustedes, lo es cuando tiene valores. Y regatear con personas que luchan por sobrevivir es no tener ningún tipo de valor. Sean patriotas, pero de verdad, cumplan ya su compromiso y dejen de avergonzarnos.

(20 Minutos)