Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El PP de Córdoba amañó facturas de gastos electorales bajo el mandato del 'número dos' de Interior

El PP de Córdoba alteró facturas y cargó gastos a una constructora durante las elecciones andaluzas de 2008, siendo su presidente José Antonio Nieto, número dos de Interior.

El caso Púnica también salpica al PP de Córdoba mientras estuvo presidido por José Antonio Nieto, actual secretario de Estado de Interior.

El juez Manuel García Castellón tiene en su poder una batería de correos electrónicos y facturas a las que ha tenido acceso EL MUNDO que revelan el presunto amaño de recibos durante las elecciones andaluzas de 2008.
Los populares cordobeses contrataron a la empresa El Laboratorio de Almagro, investigada desde hace meses por la Audiencia Nacional por ser una de las sociedades que presuntamente financiaron irregularmente al PP de Madrid mediante facturas falsas.

En el marco de estas pesquisas han aflorado estos nuevos documentos, en los que los representantes del PP cordobés se cruzaron mensajes sobre cómo debían facturarse los trabajos durante la primavera de 2008.

Entre los correos interceptados por los investigadores destaca uno fechado el 1 de abril en el que los trabajadores de la empresa, bajo el encabezado «PP Córdoba», comentan las instrucciones que han recibido de su cliente.

«Los del PP me comentan que les vuelva a enviar las facturas a nombre de Grupo Popular (ya lo hicimos en su momento) pero con una fecha posterior a las elecciones (así parece que tienen menos problemas para pagarlas)». A lo que añade uno de ellos: «Por favor, pon una fecha posterior a las elecciones y pago al contado».

No era el primer correo en el que se reflejaban instrucciones para la modificación de facturas del PP. El 14 de febrero de 2008, el actual portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Córdoba se dirigía a la empresa para pedirle que troceara los pagos pendientes en dos facturas. La primera, «por 5.000 euros» dirigida al Grupo Popular del Ayuntamiento de Córdoba. La segunda, por algo más de 12.000 euros, a nombre del PP de Córdoba.

La justificación que daba José María Bellido en este correo no deja lugar a dudas. Precisa que le tiene que confirmar si la fecha del recibo iba a ser la «actual» o «después del 9 de marzo», es decir, pasados los comicios electorales. El motivo: «No sobrepasar los límites de gasto que tenemos hasta ese día». A lo que añade que los conceptos serían los de «estudios sociológicos».

Este periódico se ha puesto hoy en contacto con Bellido, que ha admitido haber dado indicaciones para alterar las facturas de los trabajos realizados por El Laboratorio. «A veces surgían confusiones entre el NIF del Grupo Municipal y el PP y de ahí que se introdujeran cambios», explicó. Al mismo tiempo ha reconocido haber variado en ocasiones las fechas de algunas facturas. «A veces se cambiaba para que no hubiera problema por el límite de gasto que teníamos durante la campaña electoral». No obstante, Bellido niega que los trabajos realizados por la empresa fueran electorales sino que se trataba, tal y como rezan los recibos, de «estudios sociológicos». «El problema es que estos estudios coincidían con la campaña electoral y teníamos en ese momento un límite de gasto. Todos los movimientos del partido están aportados al Tribunal de Cuentas y no hay nada que ocultar», explicó a este diario.

Sin embargo, especialmente elocuente es otro de los correos confiscados por la investigación en el que no sólo se modifican facturas, sino que se revela el pago de trabajos para el partido por parte de una empresa constructora.

El 28 de abril de 2008, de nuevo los trabajadores de El Laboratorio abordan los trabajos para los populares andaluces. Bajo el título de «Pendientes del PP de Córdoba» escriben: «Me comentan los del PP que sin anular las facturas enviadas a los de Hitos Urbanos les emitamos unas de la siguiente forma: una por 12.000 euros al Grupo Popular de Córdoba por un concepto de estudios sociológicos. Y otra por el resto del importe pendiente al PP de Córdoba con el mismo concepto que el anterior».

En este caso queda claro que trabajos para el partido fueron endosados a esta empresa, que forma parte del grupo Prasa, propietario de la finca de caza en la que se suicidó el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa hace unos días.

El correo añade: «Las otras [facturas] que están enviadas a Hitos Urbanos dice [el PP] que probablemente se pagarán, pero que no las anulemos ya que si esto sucede las consideremos como anticipo por futuros trabajos».

Este correo revela asimismo que, por alguna razón, el partido quiso hacerse cargo de los pagos que ya había desviado a la constructora, pero decidió dejarlo como estaba.

No en vano, en poder del juez se encuentran dos facturas por el mismo importe -17.457,42 euros- enviadas por El Laboratorio a Hitos Urbanos y al Grupo Municipal del PP de Córdoba.

(Esteban Urreiztieta, Pablo Herráiz, El Mundo)