Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

JpS y la CUP aprueban hoy el atajo para la independencia

El Parlamento de Cataluña reforma su reglamento para aprobar leyes en horas

La reforma del reglamento permitirá aprobar leyes por la vía rápida sin el correspondiente debate parlamentario

Cs y PP recurrirán la reforma ante el TC para garantizar el respeto de los derechos de los diputados

Los 61 representantes de JpS más los 10 de la CUP (con el no adscrito de Germà Gordó) aprobarán, hoy definitivamente, en el Parlamento de Cataluña la reforma del reglamento que, previsiblemente, permitirá que los grupos citados presenten y aprueben en las próximas semanas la Ley del Referéndum de Autodeterminación.

La sesión plenaria -iniciada ayer y que está prevista que finalice este viernes- vivirá el debate sobre la polémica reforma del reglamento del Parlamento autonómico este mediodía a partir de las 15.00 horas. Poco después se votará y la mayoría independentista la aprobará. Pero, ayer mismo, Cs y PP anunciaron que no se quedarán con los brazos cruzados y llevarán el texto reformado ante el Tribunal Constitucional (TC).

El aspecto más polémico de la propuesta de reforma reglamentaria que proponen JpS y la CUP es la posibilidad de que los grupos parlamentarios puedan proponer aprobar leyes por una vía rápida o exprés, sin el correspondiente debate parlamentario, acortando, así, los plazos y la capacidad de estudio de la oposición. Hasta ahora, esta opción de lectura única corresponde, principalmente, a los proyectos del gobierno autonómico o si es solicitado por todos los grupos de la Cámara.
- Poca reacción del Gobierno.

Una vez que se apruebe la reforma del reglamento, JpS y la CUP podrán presentar la Ley del Referéndum o alguna otra que han anunciado sobre las reivindicaciones secesionistas y aprobarlas en pocas horas. De esta manera, el Gobierno tendrá poco tiempo de reacción para impugnar la norma y dejarla en suspenso si acude al TC. Objetivo: que la ley esté vigente el mayor tiempo posible.

Otro aspecto polémico de la reforma es el adelanto del inicio del periodo de sesiones tras el descanso estival. Desde hoy, el Parlamento de Cataluña puede aprobar leyes a partir del 15 de agosto, adelantando el periodo quince días. Así, una vez más, las llamadas «leyes de desconexión» podrán aprobarse en una época poco habitual y cuando el engranaje del Estado está en «stand by» debido al periodo vacacional.

La propuesta, además, cuenta con la crítica fundada del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE), organismo que se pronunció después de que Cs y PSC lo solicitaran, y cuyo dictamen (no vinculante) supondrá que se presenten 26 nuevas enmiendas. Ninguna relevante en los aspectos polémicos que tenga visos de prosperar.

- Camino del Constitucional.

Para JpS y la CUP no hay nada, ni nadie (ya sea el TC, el CGE, el Gobierno o cualquier órgano autónomo e independiente), que frene sus intenciones de llevar la tensión al máximo. Y la reforma del reglamento parlamentario es una herramienta más para conseguir sus objetivos.

Previendo el uso que estos dos grupos políticos harán del nuevo reglamento, ayer Cs y PP avanzaron que a partir de mañana el texto irá camino del TC para que el Alto Tribunal «garantice los derechos de los diputados», en opinión de Fernando de Páramo (Cs), quien considera que JpS y la CUP quieren «tapar la boca» de los grupos no independentistas en la oposición. Una valoración que Alejandro Fernández (PP) compartió tras anunciar el recurso de amparo ante el TC.

Por su parte, Eva Granados (PSC), advirtió de que si hoy se aprueba el nuevo reglamento estarán vigilantes para que su uso no permita aprobar «las leyes de desconexión», en cuyo caso sí acudirán al TC.

(Daniel Tercero, ABC)