Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Los choques no cesan en Mosul desde que fue ‘liberada’ del Estado Islámico

Combates en el casco antiguo de Mosul

Los kurdos sirios avanzan en Al Raqa, proclamada como ‘capital del califato’ por los yihadistas

Los combates en el casco antiguo de Mosul entre las fuerzas de seguridad y los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) no se han detenido en la última semana, a pesar del “anuncio de la victoria” realizado el pasado día 10 por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi. El portavoz de las milicias Guardias de Nínive, Zohair al Yaburi, aseguró ayer que sus fuerzas participan en los combates dentro del casco antiguo, en la parte occidental de Mosul, con apoyo de la aviación iraquí, que atacó en el día de ayer varias posiciones de los yihadistas. Ante el silencio de la plana mayor del Ejército y las autoridades de Bagdad, que han dejado de informar de las operaciones, Al Yaburi destacó que en las últimas horas los choques causaron catorce víctimas en las filas de su milicia, entre muertos y heridos, en las zonas de Dika y Al Shahuan, en el interior de la ciudad vieja.

Agregó que los milicianos están desplegados en 17 zonas donde se desarrollan aún combates en la parte occidental de Mosul, junto a tropas del Ejército iraquí y de las Fuerzas Antiterroristas.

Por otra parte, las unidades de las Fuerzas Antiterroristas abortaron un ataque que iban a perpetrar veinte mujeres de nacionalidades extranjeras, entre ellas cinco terroristas suicidas, en las callejuelas del casco antiguo. Haider al Arayi, un oficial de este cuerpo especial que recibe apoyo y entrenamiento de Estados Unidos, dijo que las veinte mujeres llevaban consigo cinturones explosivos y fueron detenidas dentro de un túnel subterráneo del EI, durante una operación de seguridad.
Al Arayi detalló que entre las terroristas hay cinco alemanas, tres rusas, dos canadienses, tres turcas, una chechena y seis árabes, sin detallar de qué países de la región.

Según las primeras investigaciones, las mujeres llegaron a Mosul hace más de un año y participaron en varias operaciones contra las fuerzas iraquíes en el sur de la ciudad, añadió el oficial.

Asimismo, subrayó que los uniformados están buscando a otros combatientes dentro de los túneles cavados por los extremistas durante el tiempo que administraron la ciudad, entre junio de 2014 y este año.

El vicegobernador de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital, Hasan al Elaf, reconoció que los combates continúan en la urbe, aunque le restó importancia asegurando que se están desarrollando en una zona de poca extensión.

“En una parte muy pequeña de la parte occidental de Mosul todavía quedan varios combatientes extranjeros que se refugian en algunos pisos en la zona de Al Qaliyat y también en el río Tigris hay combatientes”, dijo Al Elaf.

El responsable provincial también hizo hincapié en que la principal presencia yihadista en Nínive se registra en la comarca de Tel Afar, al oeste de Mosul, así como en las zonas de Al Halabiya y Al Ayadiya.

Por otro lado, el experto militar Rabiaa al Yauari dijo a que el primer ministro iraquí “mintió cuando anunció la victoria incompleta” en Mosul y añadió que Al Abadi se mostró entonces vacilante y preocupado. Para Al Yauari, su anuncio no reflejaba la realidad que está ocurriendo sobre el terreno.

Según el analista, Al Abadi anunció “ante el mundo entero” que la batalla había concluido, pero, en realidad, “los combates no han terminado y los enfrentamientos continúan en estos momentos”.

- Siguen los bombardeos en Mosul.

Al Yauari se preguntó por qué continúan los bombardeos desde el pasado día 10, si ya no hay presencia de yihadistas en Mosul, y agregó que los combatientes del EI siguen resistiendo. Por último, señaló que estas últimas batallas no son fáciles, ya que se desarrollan en las callejuelas estrechas de la zona vieja, además de que el EI está desplegando a mujeres terroristas suicidas en medio de los desplazados, lo cual ha causado víctimas mortales entre los civiles. Al Abadi anunció hace una semana la liberación “por completo” de la ciudad de Mosul, tres años después de que la ocupara el EI, que irrumpió en la ciudad en junio de 2014 y la convirtió en su “capital” en Irak.

Por otro lado, el EI retrocedió ayer en su feudo principal en Siria, la ciudad de Al Raqa, y en el suroeste de la provincia homónima frente a una alianza armada liderada por fuerzas kurdas y el ejército sirio, que desarrollan ofensivas por separado contra los radicales. Dentro de la urbe de Al Raqa, los yihadistas perdieron terreno en la parte occidental de la población frente a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una agrupación encabezada por milicias kurdas. El portavoz del Consejo Militar de Manbech, Shervan Derwish, cuya formación colabora con las FSD, explicó que sus combatientes conquistaron el barrio de Al Yarmuk, en el suroeste de la localidad y frente al río Éufrates. “Tras garantizar la seguridad en las carreteras del sur de Al Raqa y cercar la ciudad, una parte de nuestras fuerzas progresaron y liberaron la pasada madrugada el barrio de Al Yarmuk”, afirmó Derwish.

El portavoz precisó que ese distrito es estratégico porque está considerado como una de las entradas a Al Raqa desde el suroeste y se ubica junto a uno de los puentes sobre el río Éufrates.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó, por su parte, que las FSD solo dominan el sector occidental de Al Yarmuk, mientras que continúan los combates contra el EI en el casco antiguo.

Las FSD informaron en su cuenta de Telegram de que hay fuertes choques en las inmediaciones de la mezquita de Al Atiq en la parte vieja, donde al menos ocho extremistas han fallecido. Asimismo, aseguraron que han rescatado a 500 civiles que estaban atrapados en los barrios de Al Daraia y Al Tayar, y a otros cincuenta que se encontraban en el casco antiguo. Durante el rescate, al menos seis civiles perdieron la vida por la explosión de una mina cuando eran trasladados desde Al Daraia a Al Tayar, agregaron las FSD.

Desde el pasado 6 de junio, esta alianza, apoyada por la coalición internacional comandada por Estados Unidos, desarrolla el asalto a Al Raqa, designada como capital del califato autoproclamado por el EI en 2014.

(Yáser Yúnes, Deia)