Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Susana Díaz: "Las personas, por delante de los territorios; nunca fuimos nacionalistas"

La secretaria general de la Junta, Susana Díaz, se ha presentado en el 13 Congreso Regional del PSOE andaluz como la heredera del socialismo histórico, como la depositaria de las esencias de un partido que, en Andalucía, cumple 40 años y que quiere reivindicar en este cónclave su fortaleza y su peso. Además, Díaz se ha erigido en defensora de la igualdad y de que "las personas estén por delante de los territorios". Y todo ello en contraposición al modelo "plurinacional" de España y a la renovación que impulsa Pedro Sánchez y su equipo.

Arropada por figuras históricas del partido, como Alfonso Guerra, Manuel Chaves o José Antonio Griñán, Susana Díaz ha inaugurado oficialmente el congreso del PSOE andaluz concebido para reafirmar su liderazgo y dejar claro, tanto dentro como fuera, que el socialismo andaluz sólo tiene un líder, ella, y que el sanchismo no tiene espacio en la federación más poderosa del PSOE.

No en vano, la presidenta de la Junta de Andalucía ha comenzado el discurso con el que ha hecho balance de su gestión reivindicando la figura de Guerra apenas unos días después de que la ejecutiva federal de Pedro Sánchez decidiese relegarlo despojándole de la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias.
"Hay páginas en la historia del socialismo español que sin difíciles de arrancar", ha dicho Susana Díaz, destacando que "no es importante el cargo, sino el lugar que se ocupe en el corazón de los militantes y votantes". Y, ha añadido, "ese lugar lo ocupa por derecho propio Alfonso Guerra".

La líder del PSOE andaluz se ha declarado "orgullosa" de ser la heredera de Chaves y Griñán -procesados en el caso de los ERE y a punto de sentarse en el banquillo- y orgullosa "de lo que hemos sido, de lo que somos y de lo que nos queda por hacer".

Sin referencias directas a Pedro Sánchez y al rumbo que su equipo le está dando al PSOE nacional, Susana Díaz ha defendido las esencias del socialismo en contraposición a la política del secretario general como su valor máximo: libertad, igualdad, municipalismo, diálogo social...

Especialmente desafiante ha sido su contundente rechazo al modelo territorial que promueve Sánchez. Díaz no ha mencionado la palabra "plurinacionalidad" ni el debate interno, pero ha dejado claro que su modelo territorial no es el del secretario general. En este sentido, ha defendido que "las personas tienen que estar por delante de los territorios" y que los socialistas "nunca fuimos nacionalistas".

Es la primera vez que la secretaria general del PSOE andaluz media en la polémica abierta en los últimos días entre los socialistas andaluces y la ejecutiva federal a cuenta del modelo territorial, que se ha convertido en el último pulso entre los do s viejos rivales.

La ponencia política que con toda probabilidad aprobará esta tarde el PSOE-A apuesta abiertamente por el federalismo y se marca como referente la Declaración de Granada auspiciada por Alfredo Pérez Rubalcaba y que los partidarios de Sánchez dan por superada.

- Díaz exhibe sus logros.

La líder indiscutible del socialismo andaluz ha sacado pecho en su discurso y ha destacado los logros de estos últimos años, que ha resumido, en lo que se refiere al partido, en un PSOE-A "unido y que gana elecciones", en lo que podría considerarse otro dardo a Sánchez.

Ha puesto de manifiesto cómo el PSOE andaluz ha ganado las últimas elecciones autonómicas y las municipales, logrando la confianza de los votantes andaluces. Lo ha hecho después de poner en valor cómo ella misma ha conseguido vencer en dos procesos de primarias en Andalucía, convirtiéndose en el anterior congreso celebrado en Granada en 2013 en la primera mujer que lidera el PSOE-A.

"Cuatro años después, el PSOE-A está unido y ha vuelto a tener la confianza mayoritaria de los votantes".

Díaz también ha tenido palabras para el PP y para Podemos. Del primero ha dicho que lo mejor es que esté en la oposición "porque es donde menos daño hacen" y de los segundos ha señalado que el PSOE "no cotiza en los mercados de la pureza ideológica".

(Chema Rodríguez, El Mundo)