Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Varios desvaríos (Albert Libereco)

Mientras el fin de la sociedad sea la lucha por la supervivencia por medio de la obediencia estará abocada al fracaso permanente.

Los dominadores y dominados precedieron a los gobernados y gobernantes, de manera que la voluntad de poder funda el Estado para el gobierno de la sociedad.

Las diferencias entre el totalitarismo (único partido) y la democracia parlamentaria (diversos partidos) son en esencia cuantitativas y no cualitativas, es decir, se diferencian entre los distintos tipos y grados de libertad (económica, política, religiosa, filosófica) que determinan los derechos y deberes de los ciudadanos que les otorga el Estado. El Estado de Derecho y el Totalitario se fundan en el Capital como base de la dominación (dictadura del Capital) de manera que la libertad o el derecho que concede el Estado está y estará siempre supeditada al deber como obediencia.
En la comparación reside el engaño.

El grado del espectáculo es directamente proporcional al grado de la emoción y del sentimiento o en última instancia del deseo.

Cuando el trabajo asalariado desaparezca, la humanidad habrá dado un gran paso hacia su emancipación, se habrá dado cuenta de que no necesitaba la seguridad que le proporcionaba el Estado y el Capital para poder gestionar su vida.

El grado de neurosis es directamente proporcional al grado del espectáculo

El día en el que la policía y el ejército desaparezcan, la humanidad habrá dado un gran paso hacia su emancipación, se habrá dado cuenta de que no necesitaba la seguridad que le proporcionaba el Estado para poder vivir sin miedo al prójimo.

La comparación ha sido el resultado de los conflictos y luchas que se han originado durante la historia de la humanidad deviniendo en jerarquización, de manera que aquella es la fuente del odio y la violencia que genera la desigualdad y la miseria.

El lenguaje es el medio de perversión del pensamiento.

El Estado nunca podrá servir los intereses de la sociedad porque se asienta sobre una base de burocratización o jerarquización y de acumulación para la organización y el funcionamiento de las instituciones que convergen con la burguesía o en último caso, es el mismo Estado en su versión socialista (URSS, Cuba o China) quien la crea para salvaguardar los intereses del partido y los dirigentes que están el Poder.

(In LSD Veritas)