Más de 10.000 entradas y 1.000.000 de visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Egiari Zor pide al Estado que pague su «deuda histórica» por los GAL

Egiari Zor Fundazioa exigió al Estado español que pague su «deuda histórica» por los GAL, no ya con las víctimas sino con la propia democracia. En rueda de prensa, Begoña Galdeano y Ane Muguruza, cuyos padres fueron abatidos por balas mercenarias, dijeron que tienen «derecho a saber la verdad». «A día de hoy, la verdad en torno a los GAL tiene en lo más alto de su jerarquía política una X. Si esa X es Felipe González, debe ser de dominio público», defendieron

La negativa de la Mesa del Congreso a que se constituya una comisión de investigación para esclarecer vínculos y responsabilidades de los gobiernos presididos por Felipe González con los GAL es, para Egiari Zor Fundazioa, una muestra más de que «el pacto de silencio ante gravísimas vulneraciones de derechos humanos cometidas al amparo del Estado sigue vigente».

«Es gravísimo que desde los poderes del Estado se haya utilizado el terrorismo para asesinar y vulnerar derechos humanos impunemente y que, además, continúen negándonos el derecho a saber la verdad», denunciaron las hijas de Josu Muguruza y Xabier Galdeano, exigiendo que se encare con «honestidad democrática» esta cuestión.

Recordaron que ningún partido ni gobierno ha asumido responsabilidades, subrayando que la autoría no solo debe circunscribirse a los ejecutores materiales. Por ello, abogan por crear una comisión de investigación institucional con garantías, «que ayude a esclarecer de una vez por todas la jerarquía política, militar y policial de los GAL y grupos predecesores, y que investigue, así mismo, la figura de Felipe González», a quien la CIA sitúa en la cúspide del entramado. «A día de hoy la verdad en torno a los GAL tiene en lo más alto de su jerarquía política una X. Si esa X es Felipe González, esto debe ser de dominio público, para que se depuren las responsabilidades políticas: las suyas, las de su partido y las de quienes pactaron su silencio», expusieron desde Egiari Zor.
Estiman que la asunción de «responsabilidades» por parte del Estado es «fundamental e imprescindible» para «garantizar el pleno ejercicio de la memoria democrática sobre la que debemos construir la convivencia futura». «Es una deuda histórica no solo con las víctimas, sino también con la propia democracia», destacaron. «Tenemos derecho a saber la verdad. La hipocresía política en este tema resquebraja y reduce a la nada todos los discursos de aquellos que apelan a la democracia, al suelo ético, a la revisión crítica del pasado o a los derechos de las víctimas», apuntaron.

- Sánchez pone el dedo en la llaga a través de Ansón: investigar los GAL desestabiliza el Estado.

Pedro Sánchez echó mano de unas palabras del periodista Luis María Ansón para defender a Felipe González ante los nuevos elementos que le unen a los GAL. Tras elogiar su figura, el presidente español trajo a colación que Ansón reconoció que «se rozó la estabilidad del propio Estado» para sacarlo de Moncloa en 1996 a través de la investigación de la guerra sucia.

No se había pronunciado hasta ayer, pero Sánchez se sumó en el Congreso a la defensa acrítica de González, tras ser señalado por el documento desclasificado de la CIA.

Ante una pregunta de Gabriel Rufián (ERC) en la sesión de control al Ejecutivo, Sánchez hizo suyo el panegírico ya expresado por la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. Para pasar por encima de la responsabilidad en la guerra sucia, el PSOE da primacía a otras cuestiones de la trayectoria de González como la entrada del Estado español en la UE durante su mandato.

«Cuatro elecciones ganadas, casi catorce años de gobierno, una modernización sin precedentes... ahí está el legado, la historia de Felipe González», dijo Sánchez.

Más curioso y significativo fue lo apostillado a continuación: «Hubo un periodista que dijo lo siguiente: ‘Tuvimos que desestabilizar el Estado para hacer caer el Gobierno de Felipe González’», enunció Sánchez en la respuesta a Rufián.

¿Quién era ese periodista? ¿Fue realmente así? La frase en cuestión fue pronunciada por Luis María Ansón, exdirector del diario derechista ‘‘Abc’’, en 1998, en una entrevista a ‘‘Tiempo’’. Y en realidad estaba entrecomillada de este modo: «Había que terminar con Felipe González, esa era la cuestión. Al subir el listón de la crítica se llegó a tal extremo que en muchos momentos se rozó la estabilidad del propio Estado. Eso es verdad. Tenía razón González cuando denunció ese peligro..., pero era la única forma de sacarlo de ahí».

(Agustín Goikoetxea, Gara)