Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Crimea abre las primeras fisuras en Kiev

Dimite el ministro de Defensa por la pérdida de los navíos ucranianos en la península

Asesinado un líder 'ultra'

La pérdida de Crimea ha abierto las primeras fisuras entre los nuevos dirigentes ucranianos que surgieron de las protestas que acabaron con la destitución de Viktor Yanukovich, en una jornada además en la que una misión de la OSCE había llegado a Ucrania para analizar la situación en las regiones rusohablantes. El día comenzó con la renuncia del ministro de Defensa ucraniano, Ígor Teniuj, presentada ante la Rada Suprema después de que la Armada ucraniana perdiera en los últimos días casi la totalidad de sus navíos en la península de Crimea.

Teniuj había sido muy criticado en los últimos días por dar la espalda a los soldados bloqueados por las tropas rusas en las últimas unidades militares y buques que mantienen su lealtad a Kiev. "Los jefes de las unidades militares llamaban y no recibían ninguna orden. No sabían qué hacer: desplegarse o replegarse, mantener las posiciones o abandonar la defensa", asegura Serguei Grishin, experto ucraniano. Una mayoría de los diputados presentes en la cámara votó en contra de aceptar la dimisión, aunque el presidente interino del país y de la cámara, Alexandr Turchinov, tras mantener consultas con los grupos, presentó la candidatura del general Mijaul Koval para sustituirle.

"Entiendo mi responsabilidad. Soy militar de carrera. Amo mi profesión, amo a Ucrania", subrayó Koval. Además, el nuevo ministro defendió a su predecesor de las acusaciones de "ineficacia". "Rusia esperaba en Crimea provocaciones de los militares a la agresión, un enfrentamiento militar directo para que murieran cientos de miles de civiles y tener una excusa para invadir Ucrania continental. Pero gracias a la paciencia del Ministerio de Defensa y de las unidades emplazadas allí, no funcionó", subrayó.

Varios diputados de la Rada, entre ellos el líder del partido UDAR (Golpe), Vitali Klitschko, acusaron al Gobierno de no haber ofrecido resistencia a las tropas rusas y de haber abandonado a los soldados ucranianos a su suerte. "Está claro que están siendo ineficaces. A día de hoy, si las cosas siguen igual, podemos plantear la elección de un nuevo presidente de la Rada Suprema", aseguró Klitschko, candidato en las elecciones presidenciales del 25 de mayo. De hecho, el Parlamento votó una moción de censura contra Turchinov, quien es también jefe del Estado, aunque ésta fue rechazada unánimemente por los diputados. Klitschko criticó también la inacción gubernamental ante los crecientes ánimos separatistas que se han propagado a las regiones orientales del país, con población rusohablante. "Para combatir el separatismo se necesitan medidas firmes. Y la gente no las ve", señaló.

- Asesinato.

No obstante, la controversia más preocupante la protagonizaron el líder de Sector de Derechas, Dmitri Yarosh, y el ministro del Interior, Arsén Abakov, tras la muerte de uno de los activistas más violentos de esa organización ultranacionalista, la principal fuerza de choque en los enfrentamientos con la policía en enero y febrero en Kiev. "No podemos permanecer callados ante las actividades contrarrevolucionarias del Ministerio del Interior. Exigimos la inmediata renuncia del ministro del Interior, la detención del comandante del destacamento policial Sokol y de aquellos culpables del asesinato", aseguró Yarosh.

Este se refería a Alexandr Muzichko, quien murió la madrugada de ayer tras ser herido de muerte en un tiroteo con la policía que iba a detenerle como sospechoso de participar en una banda armada. Muzichko se hizo famoso en Ucrania y en Rusia después de la aparición en internet de varios vídeos: en uno se puede ver cómo el activista, con un fusil Kalashnikov en mano, intimida a los diputados de la asamblea regional de Rovno, y en otro, cómo golpea, amenaza y humilla al fiscal de esa región.

(Boris Klimenko, Deia)