Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

'Paul en los scouts', un nuevo recuerdo de Michel Rabagliati

Michel Rabagliati es uno de esos autores que, no siendo de los más conocidos entre el gran público, tiene a unos lectores muy fieles. En España hemos tenido suerte de leer bastantes de sus obras, desde el primer ‘Paul va a trabajar este verano’, editado por Fulgencio Pimentel en 2006 y hoy (me dicen que) descatalogado, hasta la edición que Astiberri está realizando del resto de sus álbumes. ‘Paul en los scouts’ ha sido el último en ver la luz, publicado por la editorial vasca.

Nuestro autor, de origen canadiense, creció al amparo de la lectura de los clásicos francobelgas, como él mismo cuenta en su obra, pero su interés por crear cómics no llegó hasta los 36 años, cuando después de haberse dedicado al diseño y la publicidad, volvió a acercarse a su amor de juventud. Y así nació el personaje de Paul, alter ego del autor, que desde entonces le ha acompañado. Rabagliati realiza en sus álbumes un ejercicio de memoria autobiográfica, no exento de nostalgia, aunque tampoco de distancia crítica.

En ‘Paul en los scouts’, el autor nos cuenta como el protagonista, que está a punto de cumplir 10 años, se apunta a los scouts, y es en ese contexto donde vive sus primeros enamoramientos, sabemos de sus sueños de futuros, y algún que otro golpe que le hará perder parte de su inocencia infantil. Todo ello, enmarcado en Montreal (Canadá) a principios de los 70, coincidiendo con las violentas acciones que el Frente de Liberación de Quebec realizó y que en cierta forma salpican la trama de la historia.

El trazo de Rabagliati no puede evitar delatar su trabajo en el mundo de la ilustración comercial; de hecho su estilo recuerda a los antiguos anuncios de los años 50 y 60. Narrativamente, el autor una estructura de viñetas muy limpia y dividida en capítulos cortos. En uno de esos aciertos narrativos, la primera y aparentemente inconexa página cobra todo su sentido cuando terminamos de leer el libro, de una forma que nos corta la respiración. Porque nos recuerda que todo el pequeño mundo de sueños que tenemos al ser niños puede acabar pulverizado en un instante. Es cuando eso ocurre que empezamos a ser adultos.

La historia funciona con una primera persona que nos acerca al relato de los hechos, pero al mismo tiempo el narrador, que lo cuenta desde el presente, se distancia de ellos. Es de esa forma que apreciamos en toda su complejidad el universo adolescente donde los asuntos más nimios cobran una importancia vital, mientras otros (el escenario convulso del Frente de Liberación) apenas rozan la vida de los scouts (en última instancia sí que confluyen ambos elementos, como el lector comprobará).

Aunque originalmente publicada en 2011, ‘Paul en los scouts’ se ubica cronológicamente dentro de la vida de Paul antes del tomo ‘Paul en el campo’. Yo no recuerdo ya qué tomos de la saga he leído; tan sólo recuerdo que el primero de ellos me dejó una muy grata impresión y nunca pude localizarlo para comprar; esta nueva entrega, que podría parecer a primera vista la típica novela gráfica adscrita al ‘slice of life’, termina convirtiéndose en una reflexión sobre el paso de la infancia a la adolescencia, cuando empezamos a ver las sombras de la vida y no sólo la luz. Muy recomendable.

‘Paul en los scouts’
Michel Rabagliati
Traducción de Óscar Palmer
Astiberri, 2014.
Rústica con solapas. B/N. 160 páginas. 16€.
ISBN: 978-84-15685-46-3

(Josep Oliver, Papel en Blanco)