Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

'La utilidad de lo inútil', de Nuccio Ordine

Un experimento. Tres citas, sin autor ni contexto, sin fecha.

Primera cita:

Pero yo sólo me río del hombre, lleno de estupidez, desprovisto de acciones rectas […] que con ansias desmesuradas recorre la tierra hasta sus confines y penetra en sus inmensas cavidades, funde el oro y la plata, los acumula sin descanso y se esfuerza por poseer cada vez más para ser cada vez menos […]

Segunda cita:

Es muy notable que las cosas en nuestro siglo hayan llegado al punto de que la filosofía sea, aun para la gente de entendimiento, un nombre vano y fantástico, que se considera de nula utilidad y nulo valor.

Tercera cita:

Afirmo, señores, que las reducciones propuestas en el presupuesto especial de las ciencias, las letras y las artes son doblemente perversas. Son insignificantes desde el punto de vista financiero y nocivas desde todos los demás puntos de vista.[…]

No importa quién lo dijo, importa qué dijo. Y entre la primera cita y la tercera, han pasado más de 2.000 años. Hay matices en la forma, en las palabras, pero la preocupación es la misma. 2.000 años y parece que nada ha cambiado.

¿Cuál es el valor de lo que aparentemente es inútil? Hoy, el filósofo Nuccio Ordine trata de responder en ‘La inutilidad de lo útil’. No exactamente: Ordine tiene la respuesta y su propósito es convencernos de que “la posesión y el beneficio matan, mientras que la búsqueda, desligada de cualquier utilitarismo, puede hacer a la humanidad más libre, más tolerante, más humana”.

Es un propósito vano porque los que hemos leído el libro ya estamos convencidos, por eso lo leemos. Por eso seguimos el camino de baldosas amarillas que nos lleva a Oz, de cita en cita, de brillante extracto en brillante extracto. Tengo el libro subrayado y herido en las esquinas.

Pero está bien el recordatorio. Está bien porque además ‘La inutilidad de lo útil’ nos rearma, rellena el cargador de balas-argumentos para este combate cotidiano contra la tiranía de lo rentable. Ordine, finalmente, ha escrito un libro útil porque nos abre puertas a otras lecturas inútiles.

Cuarta cita: “El mundo es sólo una escuela de indagación”.

(Los autores de las citas están todos en ‘La inutilidad de lo útil’. Y no, la tercera cita no es actual, tiene casi 200 años. Nada ha cambiado).

(Javier Yohn Planells, Papel en Blanco)