Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Microsoft vende información de sus clientes al FBI

Si buscamos un nombre propio en el mundo del hacktivismo y la ciberguerra este es “Ejército Electrónico Sirio” (Syrian Electronic Army), un grupo de hackers especialista en sacarle los colores a corporaciones y cuerpos de seguridad de Occidente. Esta vez le ha tocado a Microsoft: el grupo se infiltró en ordenadores del Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos y descubrió facturas de Microsoft, donde se detallaban ventas de datos de clientes de esta compañía al cuerpo federal.

Según la documentación difundida por el Ejército Electrónico Sirio, Microsoft cobra 200 dólares al FBI por cada petición de datos. Estas serían muy frecuentes, pues sólo en noviembre de 2013, el FBI pagó a Microsoft un total de 281.000 dólares. Según “The Hacker News”, que ha difundido esta información, Microsoft podría no ser la única compañía tecnológica a la que se paga por dar información de sus usuarios a las fuerzas de la ley norteamericanas.

- Alineados con Al-Assad.

El Ejército Electrónico Sirio se ha hecho famoso por este tipo de acciones, que pueden enmarcarse en el terreno de la guerra de la información. Son un grupo de hackers, alineados con el presidente sirio Bashar al-Assad y conocidos por sus ataques y robos de información de alto nivel, como las cuentas de Twitter y Facebook del presidente de Estados Unidos, las revistas Time y Forbes, la CNN, el New York Times, Washington Post, PayPal, eBay, Facebook, Skype, Microsoft, el Gobierno de Qatar y un largo etcétera, que han provocado que el FBI los incluya en la lista de los más buscados.

Posiblemente, la mayor “travesura” del grupo fue el ataque a la cuenta en Twitter de la agencia Associated Press, desde donde emitieron falsas noticias sobre un ataque al presidente de los Estados Unidos, que hizo hundir las bolsas. Según la Wikipedia, el Ejército Electrónico Sirio es “el primer ejército público y virtual del mundo árabe, dedicado abiertamente a ciberatacar a sus oponentes, aunque la naturaleza de su relación con el Gobierno sirio no está clara”. Se dieron a conocer en julio de 2011, en un ataque contra la Universidad de California, y su objetivo declarado es la lucha contra todos los que dan noticias “falsas” sobre el presidente sirio.

(Mercè Molist, La Marea)