Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Centroamérica debe aprender a usar el agua para asegurar suministro, dice BM

Centroamérica necesita fortalecer su capacidad para manejar los recursos hídricos, revisar las tarifas e invertir más en nueva infraestructura para mejorar la calidad y garantizar el suministro de agua, advirtió el responsable regional del Banco Mundial (BM) en este ámbito, Antonio Rodríguez.

Los países centroamericanos han reducido el número de personas sin acceso al agua potable, pero aún persisten "disparidades" en las zonas rurales e indígenas, dijo Rodríguez en una entrevista con Efe en Tegucigalpa, con motivo de la celebración hoy el Día Interamericano del Agua.

Pese a que la región ha logrado "grandes" avances en la expansión de los servicios de agua potable y saneamiento, sobre todo en las áreas urbanas, debe trabajar más en el manejo adecuado del agua, indicó el español Rodríguez, coordinador regional para Centroamérica del Programa de Agua y Saneamiento del BM.
El 17 % de la población centroamericana, unos 7,8 millones de personas, no tiene acceso a agua potable y el 26 %, cerca de 12 millones, vive sin saneamiento adecuado, apuntó.

El acceso universal al agua de calidad y el saneamiento es uno de los "nuevos desafíos" que tienen los países de Centroamérica para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, destacó Rodríguez.

"No vale con tener nuevos sistemas si el agua no esta circulando con calidad, sino le esta llegando al ciudadano, hay que conservar y proteger el recurso", comentó.

El funcionario del BM expresó que otro de "principales desafíos" de la región es "la sostenibilidad de esos servicios", cuya infraestructura se deteriora cada vez más.

Los países centroamericanos tienen que ver "cómo van a mantener los niveles de cobertura (...) y cómo se gestionan los diferentes usos" de los recursos hídricos, subrayó.

Según Rodríguez, "gran parte de los sistemas construidos en Centroamérica datan de los años 70 y 80 (del siglo pasado) y están llegando al final de su vida útil, y no hay ningún fondo de amortización de esos sistemas, quiere decir que si un día el sistema se hunde hará falta una partida de emergencia para reponerlo".

Añadió que mejorar el mantenimiento de los sistemas lleva consigo "una fuerte necesidad de inversión" y una revisión de tarifas, esto último no significa "aumentarlas", pero si ajustarlas a "los costes de operación".

El especialista español también considera que es un desafío el tratamiento de las aguas residuales antes de devolverlas a la naturaleza para que este hídrico vuelva al río en las mismas condiciones o incluso mejores que cuando se recogió.

En la región "realmente hay un problema no solo sanitario, sino también ambiental, de contaminación de nuestros ríos y que hay que ver con cierta gravedad cómo vamos a atacarlo", enfatizó Rodríguez.

Algunos países, como Costa Rica, ya tienen ley de aguas para regular el sector, destacó el funcionario del BM, quien participó está semana en Tegucigalpa en el taller: "Agua Potable, Saneamiento y Drenaje: Desafíos en Ciudades Emergentes", auspiciado por la Red de Agua y Saneamiento de Honduras.

Rodríguez descartó además que la privatización sea la solución para mejorar la operación del sector hídrico en la región centroamericana.

"El Banco Mundial aprendió que la privatización no es la solución, hay diferentes soluciones, y el contexto muchas veces marca la mejor opción", explicó el especialista, quien apuesta por un "modelo municipal descentralizado" en la región.

Subrayó que también es necesario que Centroamérica establezca "políticas financieras" que permitan que el sector hídrico "se auto financie" y pueda "eficientar el servicio para tener mayor cobertura".

Según cifras de la Asociación Mundial para el Agua (GWP, por sus siglas en inglés), Centroamérica dispone de 723.072 millones de metros cúbicos de agua, pero sólo hace uso de 58.414 (el 8,07 %).

La región requiere también capital humano de calidad para garantizar la sostenibilidad del servicio de agua y saneamiento, indicó el experto del BM, organismo que destina alrededor de 208 millones de dólares para proyectos de agua y saneamiento en la región.

(Any Castro, EFE, Yahoo! Noticias)