Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El Banco Santander no piensa deshacerse de su asesor Rodrigo Rato

El Santander no contempla renunciar a los servicios de Rodrigo Rato como asesor a pesar de su imputación por varias causas que se produjeron durante su paso por la presidencia de Bankia. Mientras el Partido Popular finalmente optó por expulsar a uno de sus dirigentes históricos, la mayor entidad financiera de España, al parecer, no considera que la conducta del exdirector del Fondo Monetario Internacional en el escándalo de las tarjetas opacas de Bankia merezca su despido.

En la rueda de prensa de la presentación de los resultados del tercer trimestre esta mañana en Boadilla del Monte, el consejero delegado del Santander, Javier Marín, se negó en hasta cinco ocasiones a entrar a valorar la permanencia de Rato como asesor internacional del banco.

“Es un tema recurrente todos los trimestres. Digo siempre lo mismo y no tengo nada que añadir”, contestó el ejecutivo a la primera pregunta de los periodistas por el antiguo vicepresidente del Gobierno. Se refiere a frases recurrentes, compartidas por el fallecido presidente del Santander, Emilio Botín, como ésta: “Tener en el consejo asesor si no al mejor a uno de los mejores ministros de Economía, es un lujo”.
A renglón seguido, Marín condenó los recientes casos de corrupción en España en términos duros, como “una lacra” y “despreciable”, y pidió que se tomaran medidas. “No es un tema de sistema sino de las personas”, dijo, “y hay que extirpar las manzanas podridas de la sociedad”. Cuando se le preguntó si se debería aplicar lo de las manzanas podridas en el caso de Rato, Marín frunció el cejo y respondió: “Me remito a la contestación de la primera pregunta”.

¿La reciente imputación de Rato y su expulsión del PP no han cambiado el escenario respecto a trimestres anteriores?, preguntó otro periodista. “No tengo nada que añadir a lo que ya he contestado”. Y así otras dos veces más.

La nueva presidenta del Santander, Ana Botín, que tomó las riendas de su padre tras la muerte de éste en septiembre, había anunciado un cambio de cultura. En una reunión con los empleados del banco afirmó que no se toleraban más prácticas dudosas como la venta engañosa de productos financieros como Valores Santander. “Me importan tanto los resultados como la forma de conseguirlos”, dijo.

(Thilo Shäffer, La Marea)