Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Sánchez cita este domingo a los líderes territoriales socialistas para perfilar su propuesta de reforma constitucional

PSOE y PSC se enfrentan al reto de superar el documento de Granada sellado en julio del 2013

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha convocado para el próximo domingo en Zaragoza a todos los líderes territoriales socialistas –incluido el primer secretario del PSC, Miquel Iceta- para la celebración de la primera reunión del consejo de política federal que preside la secretaria general de los socialistas andaluces, y presidenta de la Junta, Susana Díaz. Este órgano, que hasta ahora se denominaba consejo de política territorial, se reunió por última vez en julio del 2013 en Granada, y allí el entonces líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, logró consensuar con Pere Navarro y el resto de barones socialistas la propuesta de reforma federal de la Constitución –en la llamada declaración de Granada- con la que el PSOE y el PSC han tratado desde entonces de dar respuesta al proceso soberanista abierto en Catalunya.

El problema es que aquel documento era el punto de llegada máximo que estaban dispuestos a asumir la mayoría de los líderes territoriales del PSOE, y singularmente la poderosa federación andaluza, mientras que para los socialistas catalanes la declaración de Granada era sólo el punto de partida a partir del cual seguir avanzando en sus propuestas federalistas, entre las que sigue figurando el derecho a decidir. El próximo domingo habrá de concretarse si el nuevo PSOE de Pedro Sánchez está dispuesto a ir un paso más allá de aquel documento, como le gustaría al PSC, o mantenerse en ese límite.
Para empezar a diseñar el alcance de su propuesta, Sánchez ya se reunió en la noche del martes en Ferraz con muchos de los líderes territoriales del PSOE –incluidos sus dos presidentes autonómicos, la andaluza Susana Díaz y el asturiano Javier Fernández-, en una cita discreta a la que, sin embargo, no pudo acudir el catalán Miquel Iceta por problemas de agenda. Pero la sintonía entre Sánchez e Iceta es de momento absoluta, como se demostró el pasado lunes con la participación del secretario general del PSOE en la reunión de la ejecutiva del PSC, en la sede de la calle Nicaragua, justo al día siguiente del 9-N. La dirección del PSOE, de hecho, pretendía celebrar también en Catalunya esta primera reunión del consejo de política federal socialista el próximo domingo, pero finalmente se ha elegido un punto intermedio entre Madrid y Barcelona: Zaragoza. La reunión nocturna en Ferraz, según fuentes socialistas, sirvió para “poner en común opiniones, estrategias e ideas”.

Con esta infatigable actividad en torno al 9N, en todo caso, Pedro Sánchez quiere dejar en evidencia su voluntad de buscar soluciones ante el reto de Catalunya frente al inmovilismo que achaca a Mariano Rajoy.

(Juan Carlos Merino, La Vanguardia)