Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Retiran a la madre de Diana Quer la custodia de su hija menor

A la misteriosa desaparición de Diana Quer, después de once días sin noticias de la joven, ha contribuido esta mañana el padre asegurando que el drama que está viviendo su familia se podría haber evitado si la justicia hubiera actuado mucho antes. Juan Carlos Qer ha salido así el paso de la información adelantada este jueves por La Voz de Galicia asegurando que un juzgado de Ribeira de ha retirado a la madre la custodia de Valeria, la hermana de 14 años de la desaparecida. El hombre ha asegurado que el juez ha actuado de oficio y que esa decisión “ha llegado tarde”.

La retirada de la custodia de la hija menor de la pareja añade más interrogantes a esta desaparición que tiene en vilo a Galicia y pendiente a media España. La policía judicial de la Guardia Civil de Coruña no ha cerrado ninguna hipótesis de trabajo, pero gana fuerza la idea de que la joven madrileña de 18 años que veraneaba con su madre en A Pobra salió de casa esa madrugada y alguien se cruzó en su camino.

Pero mientras sigue la investigación policial y la búsqueda en un terreno agreste y complicado, la declaración del padre añade puntos a la historia de Diana Quer que ayudan a entender el contexto familiar en el que vivía la joven. Los padres se separaron hace cuatro años y desde entonces mantienen un duro enfrentamiento en los tribunales.
En ese contexto, con broncas y peleas más que habituales en la casa de la madre, se entiende la decisión de la juez de Ribeira de retirar la custodia de la madre y de las broncas entre las tres mujeres que algunos testigos presenciaron los días previos a la desaparición.

Juan Carlos Quer ha lamentado este mediodía que la justicia haya “tardado” tanto en tomar la decisión de proteger a su hija menor. Y sin entrar en detalles ha dado a entender que si la actuación de los jueces hubiera sido más ágil quizás su hija mayor no habría desaparecido. La declaración es dura, porque deja ver que sus hijas no estaban bien protegidas bajo la tutela de su madre. Una mujer, Diana López-Pinel, que lleva dos días sin hacer declaraciones en la prensa.

Valeria está desde esta mañana en compañía de unos familiares de su padre, que ha conseguido la tutela, aunque de manera provisional. “Cuando aparezca mi hija Diana” revelará ante los medios de comunicación todos los detalles de su separación en lo que se refiere a su batalla en los tribunales para quedarse con la custodia de sus dos hijas.

(Mayka Navarro, La Vanguardia)