Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El Gobierno y los sindicatos pactan una oferta de empleo público de 15.000 plazas

Y 5.000 más de promoción interna

Gobierno y sindicatos han cerrado una gran oferta de empleo público que supondrá la convocatoria de cerca de 15.000 plazas de trabajo para la Administración General del Estado. Unas 10.600 de ellas responden a la oferta de empleo ordinaria, a las que hay que añadir 4.246 plazas de la convocatoria extraordinaria que ya adelantaba hoy EL MUNDO.

El reparto de las 10.600 primeras plazas será el siguiente: 7.000 para la Administración del Estado y 3.360 más para la Administración de Justicia. Por su parte, las más de 4.000 de la convocatoria extraordinaria irán principalmente, para la Agencia Tributaria, Seguridad Social y el Sepe. Inspección de Trabajo, Tráfico y las oficinas de expedición del DNI también recibirán nuevos trabajadores.
La convocatoria de todas estas plazas se llevarán a cabo entre 2017 y 2018, y en el presente año la creación de empleo neto ascenderá a unas 1.200 plazas. Además, el acuerdo incluye una promoción interna que afectará a 5.000 trabajadores.

"Estamos de enhorabuena", ha asegurado José Manuel Vera, secretario general del Sector de la Administración General del Estado de CCOO, que ha ofrecido todas estas cifras aunque, ha matizado, todavía podrían variar porque no hay un documento en el que estén plasmadas. Pero, en todo caso, el representante sindical ha destacado que "después de nueve años por primera vez hay creación de empleo neto", en referencia a la mencionadas casi 1.200 plazas de creación. "Es, sin duda, la mayor oferta de empleo público desde, al menos, el inicio de la crisis", añade Vera.

CSIF, por su parte, explica que la oferta de empleo público extraordinaria será aprobada mañana por el Consejo de Ministros, a través de un Decreto Ley, y será convalidada por el Congreso de los Diputados, previsiblemente, el próximo martes.

- Plan de estabilización.

A todo ello hay que sumar el plan de estabilización del Gobierno, que todavía no se ha cerrado pero que supondría la convocatoria de otras hasta 5.000 plazas adicionales. Por lo tanto, si se suma la convocatoria extraordinaria, la ordinaria, la reposición de plazas y el plan de estabilización, la cifra podría rozar los 20.000 puestos.

De esta manera, Función Pública rompe con la contención que ha imperado en los últimos años y comienza a dar respuesta a las demandas de sindicatos y trabajadores públicos que, por ejemplo en el caso de la Agencia Tributaria, habían denunciado la precaria situación y la falta de personal.

(Daniel Viaña, El Mundo)