Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Jornada de huelga en Rodalies con servicios mínimos inferiores al resto de España

Una nueva huelga de los trabajadores de Renfe y Adif volverá a paralizar gran parte del tráfico ferroviario catalán y estatal. Pese a que la huelga se desarrollará principalmente durante este viernes, a partir del jueves a las 23h de la noche los usuarios empezarán a sufrir sus efectos porque algunas líneas ya se verán damnificadas por los parones.

Los trenes de Rodalies de Catalunya prestarán este viernes –en plena operación salida– el 66% del servicio en hora punta y el 33% durante el resto de la jornada con motivo de la huelga de 24 horas que ha convocado el sindicato CGT. Los trenes de Cercanías y los Regionales funcionarán al 66% de su capacidad entre las 6h y las 9 horas y entre las 17h y las 20:30 horas, mientras que los servicios mínimos establecidos para el resto de la jornada serán del 33%.

Las afectaciones serán diferentes en el resto de España, donde se asegurarán unos servicios mínimos superiores porcentualmente. Los cercanías circularán al 50% en hora punta y al 75% el resto de la jornada.

La explicación a esta diversidad de servicios mínimos es que Catalunya es la única comunidad autónoma del Estado que tiene traspasadas las competencias del servicio de cercanías en lo que respeta a horarios y tarifas. Por tanto, en el caso catalán es el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies el encargado de establecer los servicios mínimos en caso de huelga y no el Ministerio de Fomento, como ocurre en el caso del resto de autonomías.

Fuentes de dicho departamento consultadas por La Vanguardia justifican la decisión de imponer un servicio mínimo más bajo por la falta de trenes y personal de la red catalana. Al aplicar un porcentaje más bajo la afectación real para el usuario será la misma que en el resto de España, porque los tiempos de espera se equipararán. De aplicar el mismo porcentaje, al haber menos trenos las frecuencias de paso resultarían más altas en Catalunya.

Además, Treball también considera que unos servicios mínimos más bajos –que deniegan el derecho a huelga a menos trabajadores– es una manera de apoyar las críticas de los empleados a la falta de inversión del Estado en el servicio ferroviario catalán.

- Menos afectación en los trenes de larga distancia y AVE.

Los trenes de larga distancia convencional y alta velocidad asegurarán el servicio en un 77%, tanto en Catalunya como en el resto del Estado español. El último viernes de julio es un día en que muchos trabajadores empiezan sus vacaciones y comienza uno de los fines de semana más importantes de la denominada “operación salida”. Ante la posibilidad de crear un gran perjuicio a este perfil de usuarios ha llevado a Fomento a dictar un porcentaje de servicios mínimos mayor en estos trenes que en los de Cercanías.

- Los motivos de la protesta.

Con esta huelga el sindicato CGT protesta por lo que considera “el desmantelamiento del ferrocarril público y la destrucción de empleo en el sector ferroviario”. El sindicato, con una representación de un 12% en Renfe y un 16% en Adif, ha tomado la decisión de convocar la acción “una vez agotadas todas las vías de negociación, los plazos marcados por esta organización y la paciencia derivada de la buena voluntad negociadora”.

La organización sindical ha explicado que la falta de respuesta por parte de Renfe y Adif a sus reivindicaciones colectivas genera “mucha incertidumbre dentro del colectivo ferroviario ante la falta de futuro de las propias empresas, poniendo en entredicho la continuidad del ferrocarril como servicio público”.

CGT exige, entre otras cuestiones, soluciones en materia de empleo y más calidad del mismo, compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril, frenar las externalizaciones de las cargas de trabajo y plantear “salidas” dignas de las empresas, a través de mecanismos como la jubilación parcial con contrato de relevo.

(Albert Jiménez García, La Vanguardia)