Más de 10.000 entradas y 1.000.000 de visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Asumir responsabilidades, tarea pendiente del PSOE (Gara)

A raíz de la desclasificación de algunos documentos de la CIA, EH Bildu, PNV, ERC, JxCat, CUP y BNG registraron en el Congreso una propuesta para crear una comisión de investigación que esclarezca «los vínculos y las responsabilidades» de los gobiernos de Felipe González con el GAL. Ayer la Mesa del Congreso rechazó que se tramitara por seis votos en contra (PSOE, PP y Vox) y tres a favor (Unidas Podemos), y eso a pesar de que los servicios jurídicos de la Cámara no pusieron objeción alguna. Podían haber aceptado el procedimiento y después dilatar su ejecución hasta que se olvidara el asunto, pero hubo una decisión política de cortar de raíz una demanda legítima que no busca sino verdad y justicia para las víctimas de la guerra sucia patrocinada por el Estado español.

Este rechazo frontal merece dos consideraciones. Por una parte, da la impresión de que en Madrid una comisión de esa naturaleza se interpreta como un intento de socavar el régimen del 78, cuando es precisamente esa cerrazón ante cualquier intento de esclarecer lo sucedido y establecer las correspondientes responsabilidades políticas lo que realmente está minando su carácter democrático. Si en el actual régimen existen temas y personas fuera del escrutinio público –que es base para la toma democrática de decisiones– lo que se está poniendo de relieve es que la democracia es mera fachada. Además, el hecho de que se haya atajado, sin amagar siquiera a desvirtuarla en un laberinto procedimental, no indica precisamente fortaleza, sino debilidad extrema de las instituciones del Estado.
Por otro lado, el PSOE continúa exigiendo condenas a la izquierda abertzale, pero se cierra en banda ante cualquier responsabilidad propia en la guerra sucia en la que, como es de dominio público, estuvo plenamente involucrado. Todas esas grandilocuentes condenas se trasforman en palabras vacías cuando no se está dispuesto a asumir las responsabilidades propias. Este país necesita más valentía.

(Gara)