Más de 10.000 entradas y 1.000.000 de visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Distancia menguante (La Vanguardia)

El pleno del Congreso es cada vez más presencial y menos telemático. Con la desescalada, ha aumentado hasta el 50% el número de diputados que se congrega en el hemiciclo. Eso facilita la relación entre los parlamentarios, pero dificulta la observancia de las medidas de seguridad contra el coronavirus. No es raro que sus señorías se pongan a charlar y, a medida que las conversaciones se animan, las distancias de seguridad se reduzcan. También es natural que los diputados se quiten la mascarilla para realizar sus intervenciones y luego tarden en volver a ponérselas. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, es muy consciente de la situación y apuesta por la prudencia. Por eso, ha enviado mensajes a los portavoces de todos los grupos en los que les recuerda que el incremento de la presencia de diputados en los plenos es una prerrogativa de la dirección de la Cámara, que ha decidido que la mitad del pleno pueda ocupar sus escaños, pero “cumpliendo siempre las indi­caciones de las autoridades sa­nitarias en cuanto a utilización de mascarillas y mantenimiento de la distancia de seguridad”.

(La Vanguardia)